miércoles, febrero 22, 2006

Las mentiras sobre el Atlético Aviación: El equipo del régimen.

Muchos son los que comentan o acusan directamente al Atlético Aviación de haber sido el equipo del gobierno franquista, poniendo en tela de juicio cualquier logro conseguido por el Atlético en la posguerra sin aportar el más remoto argumento contrastado. Y no es este un mal que azota sólo a los indocumentados interneteros citados en el primer capítulo de esta serie de artículos. Algunos presuntos historiadores (o como les llama Bernardo de Salazar, “historietadores”) se lanzan sin paracaídas al terreno de la malintencionada sugerencia. Así, mendaz y cobarde se muestra Carlos Fernández Santander: “Curiosamente o no, la Liga y la Copa han sido en este primer año para dos equipos de clara significación pro-régimen: el semi-militarizado Atlético Aviación (sic), que de estar descendido a Segunda ha pasado a campeón de Primera, y el Español, representante de las esencias españolas en Cataluña”. En una línea muy similar proclama Duncan Shaw: “no es sorprendente que el Atlético Aviación (sic) ganase las dos primeras ligas después de la guerra civil; quizá lo es más que el apoyo oficial no le ayudase a ganar más trofeos antes de recuperar su independencia y su nombre original en abril de 1946(sic)”. Es decir, sugerencias, elucubraciones, ataques velados, sin pruebas de ningún tipo, tan sólo intuiciones.

Vamos a tratar de repasar un poquito la historia (lo que ni los “historietadores” ni los mentirosos directos han tenido la decencia de hacer) y vamos a intentar ver hasta dónde llegaban para el Atlético esas presuntas ventajas que podían conducir a considerarle una especie de “Steaua ibérico de los 40”.

Nuevamente agradezco sinceramente a Fernando Sánchez su desinteresada colaboración en la redacción de este artículo.

Lo cierto es que llamaban al Atlético Aviación en los primeros 40 el “equipo de los millonarios” (así lo atestigua el gran lateral Aparicio), aunque no precisamente por tener millones en el banco. La participación en su dirección del Ejército del Aire le otorgaba algún privilegio como uso ilimitado de vehículos y gasolina en sus desplazamientos, y el derecho de elegir a cualquier jugador que sirviese en el Ejército del Aire, con opción sobre los del Ejército de Tierra. Además, como otras tantas entidades dependientes del Ejército, recibió una subvención del ministro general Yagüe. No fue, de todas formas, el equipo colchonero, el único club de fútbol en recibir en los 40 ayudas estatales, pero ese es otro tema.

No hay que dudar, en cualquier caso, que los “cables” recibidos por los aviadores eran interesantes sobre todo en unos tiempos en los que España estaba en ruinas. De hecho la ventaja de los desplazamientos en vehículos militares no era cosa baladí, ya que las condiciones en las que viajaban otros equipos (muchos en trenes regulares y no precisamente en primera) eran sin duda más complicadas.

Bien, el Atleti no era rico pero sí “económicamente viable”. Pregunto sin respuesta: ¿es eso motivo suficiente como para considerar que ganó dos Ligas gracias al poder fascista? Sigamos.
Se habla también de la influencia del equipo aviador de cara a mover los hilos en la Federación. Una vez descartado cualquier tipo de beneficio a la hora de acceder a un puesto en la máxima categoría nacional (ver anterior artículo sobre su derecho a jugar en Primera), tan sólo hay una referencia en la que no se demuestra un trato de favor, pero sí un cierto peso rojiblanco a la hora de recabar apoyos oficiales a favor de sus intereses. Estoy hablando en particular del caso del pase del cántabro Germán del Racing al Athletic Aviación-Club tras la guerra. Y es que las intensas gestiones del directivo rojiblanco Cesáreo Galíndez contaron con la inestimable mediación de la Federación Castellana de Fútbol. Y nada más. Defendieron los intereses de uno de sus clubes frente a los de un club de otra federación regional. Conforme a la ley y sin, por ejemplo, adaptar o modificar normas con urgencia para que pudiesen entrar jugadores en nuestra Liga en clubes poderosos. Hablo de los casos de Kubala en el Barça y Di Stéfano en el Madrid (aquello sí que era tirar de influencias…). Sigamos.

Me pregunto: si el Athletic Aviación-Club era el equipo del Gobierno, ¿cómo se explican sus dificultades para tener un campo propio tras la guerra? Me explico. Con el Metropolitano destruido al Athletic le quedaba la opción de Vallecas, sin embargo, el campo vallecano, según Salázar, era de tierra lo que impedía de acuerdo con las normas federativas que pudiese utilizarse para albergar partidos de Primera. Tocaba replantar, lo cual supuso que los aviadores no dispusiesen de su propio estadio (su segundo estadio, ya que el Metropolitano se estaba reconstruyendo con bastante parsimonia por sus dueños) hasta la última jornada de Liga. Ante tal situación tuvieron los rojiblancos que solicitar al vecino Madrid que le cediese su campo de Chamartín para los partidos locales atléticos. Los blancos aceptaron si bien con la condición de que sus socios entrasen gratis a todos los partidos de los rojiblancos. Durante toda la temporada los jugadores del Athletic Aviación Club sufrieron las iras y abucheos de los hinchas madridistas que animaban ruidosamente un domingo sí y otro también a los rivales de los colchoneros, fuesen cuales fuesen. La situación llegó en ocasiones a enfrentamientos entre los jugadores voladores (presuntamente locales) y el público merengue, lo cual llegó a suponer sanciones para los contrariados jugadores (p.e. Elícegui y Blanco tras partido contra el Betis en Chamartín recibieron multas de 100 pesetas por sus gestos groseros al iracundo “respetable”). Tan patente era el ambiente hostil que tenía que soportar el Athletic (meses después Atlético) en sus enfrentamientos caseros que la Federación Castellana llegó a condenar (sin sanciones, eso sí) tal situación. Así decía un estracto de una de sus notas: “Este apasionamiento de alentar al tercero en discordia cuando su triunfo no beneficia ni indirectamente al nuestro y la hostilidad al equipo de casa en beneficio exclusivo del visitante, infiere grave daño al fútbol regional (castellano)”.

Me pregunto de nuevo: para ser el equipo del Gobierno fascista no parecía que todas las cosas estuviesen demasiado fáciles, ¿no?

Otros episodios puntuales tampoco parecen avalar la teoría del equipo gubernamental. Hablo del oscuro y sorprendente encarcelamiento de su entrenador Ricardo Zamora en el año 40 como consecuencia de haberse ausentado de España saliendo de la zona roja más tiempo del que permitía la ley durante la guerra (dos meses). Esa es la versión oficial. La oficiosa y publicada así en algún periódico de la época era que le encerraron “por rojo” o más claramente por ser amigo de rojos, que para el caso en aquellos años venía a ser lo mismo. Zamora durante unas semanas tuvo incluso que abandonar su cargo de entrenador.

Sorprende por tanto ver cómo en este caso el Gobierno franquista actuó con mano de hierro y dudosa justicia contra su “presunto equipo”.

¿Y en el campo cuáles eran los beneficios? Como digo, mucho se comenta sin argumentos las posibles ayudas a favor del Atlético Aviación para ganar dos Ligas. Lo cierto es que ambas las ganó el Atleti, como diría Maradona, “cagando”, sufriendo conforme a su historia. Incluso en la primera los jugadores terminaron su último partido pensando que no habían ganado el campeonato ellos sino el Sevilla que jugaba en Alicante e iba ganando. Sólo una llamada minutos después les confirmó, para su sorpresa y alegría que el Hércules había conseguido empatar al final dándoles el título. En el siguiente año también ganaron en la última jornada, si bien esta vez dependían de sí mismos. Mucho suspense me parece para tratarse de Ligas ya asignadas de antemano…

De hecho, si eran los jerifaltes fascistas los que asignaban los campeonatos, ¿por qué no ganaron los aviadores las Copas del Generalísimo y las siguientes Ligas para mayor gloria del Movimiento? Lo cierto es que siendo de Aviación el Atleti no volvió a ganar ningún título siendo los campeones de las cuatro Ligas siguientes Valencia, Atlético de Bilbao, Barcelona y Sevilla.

¿También eran fascistas o estos sí ganaron en buena lid? Incluso en esta época hubo dos temporadas (42-43 y 45-46) en las que el Atleti sudó la gota gorda para mantener alejada la promoción. ¿No decían que ganaba por decreto?

En fin, muchas tonterías se han dicho sobre el Atlético Aviación y casi todas sin ningún tipo de documentación, tirando del hispano “difama que algo queda”.

¿Porqué entonces ganó las dos Ligas siguientes a la guerra el Atlético? Traigo aquí unas palabras de Francisco Vivés, primer presidente del Athletic Aviación-Club dando su opinión sobre tal extremo:

“El At.Aviación resultaba ser fácil de llevar, pues al ser, militares o asimilados sus jugadores, no cabían discusiones de ninguna clase y la disciplina resultaba algo innato con sus ocupaciones diarias”. “Con la fusión se hermanaron el Ejército del Aire y el Atlético de Madrid, de tal modo que las primeras estrellas del Atlético Aviación (sic) serían los Germán, Vázquez, Campos, Aparicio, Arencibia... procedentes de soldados de Aviación. Se puede constatar igualmente, mediante documentos oficiales de la época, que los mandos del Ejército del Aire dieron difusión entre sus componentes acerca del At.Aviación para que aquellos que voluntariamente quieran cooperar al engrandecimiento del deporte, se inscriban como socios de este club, que funciona bajo los auspicios del Ejército del Aire [...] El equipo se movía en autobuses del Ejército del Aire. Todo se hacía bien y los resultados eran perfectos”.




Ni una crónica y ni una prueba de mafias, robos u otras conductas arteras a favor de los aviadores. En esta serie de tres artículos están (muy resumidos, eso sí) los hechos. El que quiera que siga inventando o mintiendo, y el que no, que lea y se documente.


Victor Hegelman.

9 Comments:

Anonymous Anónimo said...

Gracias por la serie, Victor, así como por el resto de tus artículos, rojiblancos, pero razonados, no como los de otros periodistas que, limitándose presuntamente a informar, son infinitamente más forofos, y por supuesto mucho más carentes de cualquier tipo de argumento (ya se sabe aquello de pedir peras al olmo).

4:48 p. m.  
Blogger Victor Hegelman said...

Nada hombre, gracias a tí. Forofos lo somos todos en mayor o menor medida, pero siempre hay que tratar de tener una medida, y sobre todo tratar de razonar más allá de los propios colres.

Saludos.

5:49 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

1936.- Atlethic de Madrid en segunda y completamente arruinado.

1936-1939 La aviación franquista con base en Matacán reune un equipo de futbolistas de primer nivel que se encontraban en el bando nacional.

1939.- Se intenta conservar el equico de la Aviación Nacional para lo cual se funde con el Atlético de Madrid con el fin de que pueda jugar en la competición oficial. Sólo falta que el nuevo Atlético de Aviación recupere la categoría que perdio en el 36. Para ello se juega una promoción contra el Osasuna cuyo ganador ocuparía el puesto dejado en primera por el Oviedo que no tenía ni estadio ni jugadores ni directiva por culpa de la guerra. Gana el Atlético de Aviación.

1940-42 Mientras los demás equipos españoles tratan de salir de la miseria, el flamante equipo de la aviación nacional reune un conjunto de estrellas que hubiese sido imposible de juntar de no ser por las circunstancias de la guerra. El Atlético gana las dos primeras ligas de su Historia, le construllen el estadio en esos mismos años y acaban con su deuda. De este periodo son famosas las fotografías de los jugadores atleticos con el rokiski de la aviación nacional en el pecho saludando brazo en alto al comienzo de los partidos.

... lo curioso es que todo esto que tratas de negar se pudo leer durante años en la propia página del Club, en la que había una buenísima y completísima Historia del Atlético desde sus inicios hasta hoy. No se por que la quitaron, yo incluso la imprimí para leerla.

No hay que avergonzarse de la Historia. Fueron años difíciles, el própio Futbol Club Barcelona tuvo presidentes afines al franquismo designados por el propio régimen y llegaron a realizar un acto de desagravio al Regimen en Les Corts, en el que pidieron perdón a España y al General Franco por su comportamiento durante la guerra.

Tanto los presidentes de la aristocracia Nacional que tuvo el Barça en la postguerra como los generales y coroneles que dirigieron al Atlético de Aviación, forman parte de la historia de estos clubs y contribuyeron a sus respectivos desarrollos. Resulta irónico que don Santiago Bernabeu sólo llegase a ser cabo en el ejército nacional.

Un saludo.

4:32 a. m.  
Blogger Victor Hegelman said...

Anónimo

¿qué es todo eso que trato de negar? La Historia del Atleti editada por el club no tenía la menor base histórica y estaba llena de errores. Te informas y lees a Bernardo de Salázar y Felix de Martialay que sí son historiadores del fútbol. Si te parece buenísima es que no te has tomado la molestia de documentarte. Por lo menos podrías haberte leído los anteriores artículos que he escrito y así aprenderías algo sobre la promoción contra el Osasuna y sus razones. Por cierto, el Oviedo no tenía estadio, pero el Atleti tampoco. El estadio no se lo costruyen (está destruido también a causa de la guerra), ya que ni siquiera es suyo. El dueño es la compañía metropolitana. ¿Y acaban con su deuda? ¿Cómo fue? Vamos que no tienes ni idea.

Existe un equipo creado en la guerra que se llama Aviación Nacional y que, para tu información, la primera fusión la intenta con el Madrid. Las diferencias no son ideológicas sino de presencia en la junta directiva y oposición al cambio de nombre y escudo (Aviación de Madrid, se sugirió).

¿Porqué no lees un poco? Yo no me averguenzo de la historia, la investigo.

Y otra cosa: ¿qué coño tiene que ver que Franco llegase sólo a cabo? Era un tío ya con una cierta edad, acostumbrado a ir con pistola a los mítines de la CEDA, perseguido por la chekas de Madrid, huido a Francia y reingresado a escondidas por Irún para alistarse al ejército nacional como voluntario con cerca de 40 castañas con el objetivo de "vengarse de los rojos" (son sus palabras). ¿Porqué coño le tenían que hacer coronel?

10:47 p. m.  
Blogger Victor Hegelman said...

Perdón, donde dije Franco quería decir Bernabéu.

2:54 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

Aconsejo este articulo sobre la verdadera historia del Atleti (seccion deportes):
http://encuentraes.com
Saludos

1:40 p. m.  
Blogger Luis said...

Esta historia del Atletico Aviación ya la he oido hace mucho tiempo en mi familia. Mi padre era de Alicante y se alisto voluntario en el 40 en el ejercito del aire. La primera pregunta era si jugaba al futbol, si la respuesta era afirmativa, se le recomendaba como "buen soldado del glorioso ejercito nacional" probar en el Atletico Aviación y si era aceptado como componente dejaba de seguir con el servicio a la patria. Si querias ir al Hércules, al Barcelona o al Madrid, seguias con la "mili".
Además tiene razón el anónimo sobre la ayuda económica no en dinero que no había sino en suministros de jugadores gratis.
El Mundo hace poco publico unos articulos sobre la dictadura y hay una carta del entonces presidente del Atlético de Madrid/Aviación, agradeciendo al gobierno y más en particular al Ministerio del Aire o del Ejercito la ayuda por salvar el Club de la desaparición.
Por otra parte si hablamos del caso Di Stefano, también podemos hablar del caso Gárate, donde el Sr. Balmanya, entonces secretario de la Federación no permitio que el Madrid se hiciese con el fichaje con el siguiente comentario "ya esta bien, a este no se lo llevan". Por lo que Gárate termino en el "Atleti".
Cuando se quiere contar algo, hay que contar toda la verdad.
El Atlético de Madrid fue ayudado y era bien visto ser del Atlético dentro de los circulos "Nacionales y Falangistas". Algunas personas (también lo se de muy buena fuente, ya que me lo conto alguien de mi familia), recibian invitaciones para ser socio o simpatizante del Atlético de Madrid durante los años 40 y parte de los 50.
Todo eso término el día que un Ministro de Franco, dijo a principio de los 60 que lo mejor era ser del Madrid, porque es el mejor embajador que tenemos en Europa en estos momentos.
Saludos

7:40 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

bonita verdad la tuya, lastima q la realidad sea otra y bien conocida, de hecho hay videos en youtube y estos no son voces ni comentarios, sois imagenes q no se pueden modificar, el barça condecorando a franco 2 veces. pq franco era del atleti y del barça. tu sigue opinando q no engañas a nadie.

2:07 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

bueno entonces segun tu pq el atleti era el atletico aviacion? pq volaban aviones por el caldeladron? jajajajaja, simplemente con logica se sabe pq era el atletico aviacion. no engañais a nadie con un minimo de inteligencia. por cierto aprende a escribir sin faltas pq vaya tela.

2:14 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home